Opinión
Página 1 de 27

 

El pánico que envolviera a cientos de personas, mujeres, hombres y niños (a) frente al centro de salud, Francisco I. Madero, tras escucharse detonaciones de arma de fuego, es un hecho sin precedente en Puebla.

 

La desesperada defensa de Néstor Camarillo a su líder, su jefe, Alejandro Moreno, no es gratis.

 

El linchamiento de hace una semana, que le arrebató la vida al joven abogado Daniel Pizarro, en Papatlazolco, comunidad de Huauchinango, es muestra clave que esa Puebla bronca despierta, sin consciencia, sin piedad.

 

Sin temor a equivocarme, los dos presidentes municipales reprobados en materia de seguridad son: Norma Layón, en San Martín Texmelucan y Pedro Tepole, en Tehuacán.

 

Muchos de nosotros hemos escuchado la expresión ¡Hay tiro! cuando buscamos decir que existe o habrá una pelea.

 

Quién en su plena consciencia, se levanta una mañana instalando en su mente un plan largamente acariciado para matar, ejecutar, liquidar y aniquilar.

El proceso electoral de este domingo en seis estados de la república, terminaron por enterrar al Partido Revolucionario Institucional.

 

Los políticos son una raza distinta a los demás sectores de la sociedad.

 

El senador de la república por Morena, Ricardo Monreal, comenzó su caminar por el país -el pasado sábado- estuvo en Puebla para replicar, lo que todos sabemos “voy a ser candidato a la presidencia de la república.

 

Con el artero asesinato de la activista, abogada, política, Cecilia Monzón, suman 32 feminicidios en Puebla.

Página 1 de 27
Top